Base tapizada

Quizás en lugar de un somier preferiría otra cosa, como por ejemplo ¿una base tapizada? Porque nosotros tenemos de todo y no se arrepentirá una vez que compruebe lo bien cómodo que estará sobre esta superficie.

Una opción a tener en cuenta

Al igual que los somieres, las bases tapizadas cuentan con tubo de acerado, que ha sido tratado con un delicado proceso para darle la forma rectangular de la base, de 30×30 de grosor y este ha sido recubierto por un material que rellena el interior, dándole a esta base tapizada un grosor de 5 cm.

Las patas son opcionales, puesto que la base tapizada la puede colocar sobre el suelo si decide dormir sobre un futón, pero si le coloca las patas, con la opción de poder elegir si desea que sean cuatro, cinco o seis, la base alcanzará una altura de 31 cm.

Para facilitar la transpiración del colchón cuando este sobre la base, este ha sido perforado en ciertos puntos. Y con el objetivo de hacerlo más resistente para que aguante grandes pesos, cuenta con unas barras transversales de refuerzo.

Es una oportunidad única de hacerse con una superficie perfecta para su colchón .No obstante, no es para nada recomendable que ponga un colchón de látex sobre una base tapizada, ya que así no transpira bien.

Si se hace con esta base, lo mejor es un colchón de material viscoelástico o que sea de muelles, porque transpiran mucho mejor con el recubrimiento de la base que los de látex.