Cama articulada eléctrica

No hay nada mejor que una buena cama articulada eléctrica cuando se tienen serios problemas para levantarse de la cama o para aquellas largas temporadas que tiene que pasar postrado en cama y no quiere permanecer siempre en la misma posición.

Le vendrá muy bien para largas temporadas

Para facilitar que la persona que utilice esta cama pueda manejarla, en el caso de que no pueda moverse mucho, dispone de un mando a control remoto  con el que podrá colocar la cama hasta en cinco puntos articulados, decidiendo si quiere levantar la zona de la espalda o únicamente la zona de las piernas o ambas.

A través de un marco de acero, de 40×30 de grosor, el cuál ha sido sometido a un riguroso tratamiento anticorrosión para evitar que la humedad lo estropee, es por donde pasa el cableado del motor que permite a esta cama articulada moverse en cinco tipos distintas de posiciones, a elección del usuario.

Para que las patas no chirríen ni hagan mucho ruido cuando actives el mecanismo de la cama o tengas que mover el somier para limpiar bajo este, cada pata contiene una cobertura de caucho que evita que haga ese ruido tan molesto del metal rozando contra el suelo.

En el caso de estar pensando en adquirir una cama superior a 105 cm, esta tendrá incorporada una barra trasversal extra para dar un mejor soporte al somier. Solicitándolo ya lo tendrá en casa en menos de 48 horas, instalado y listo para ser usado en su cuarto