Colchones de cuna

Escoger buenos colchones de cuna es imprescindible a la hora de asegurar un buen descanso y desarrollo en el bebé, de modo que debes tener muy presente los diferentes tipos de colchones de cuna que vas a encontrar en el mercado. No te quedes sin saber cuáles son las diferencias entre ellos y cuáles son los mejores para cada situación. 

Lo mejor para los recién nacidos

Los bebés están en desarrollo constante y un colchón que sea muy rígido puede no ser el mejor para ellos. De hecho, todas las marcas que se dedican a productos para los bebés centran mucho la atención en el colchón para la cuna y es que es una parte de lo más importante en estas edades para evitar problemas desde pequeños.

Hay, básicamente, dos tipos de colchones para las cunas de los bebés y conocer cada uno de ellos es esencial para ofrecer a nuestro bebé todo lo que necesita en cada momento. Vamos a verlos.

Colchones de cuna para viajar

Los colchones de cuna para los viajes son colchones relativamente delgados y que pesan poco. Son muy fáciles de manipular y veremos que se pueden enrollar o plegar para poder llevarlos a todos los sitios. Estos colchones podemos igualarlos, en cierto modo, a los colchones inflables para los adultos y los bebés solo pueden usarlos en contadas ocasiones y evitarlos en la medida de lo posible. Eso sí, para ir a casa de alguien o de viaje son los más indicados.

Colchones de cuna para los más pequeños

Los colchones que tenemos para la cuna son algo más gruesos y algo más firmes, pero siguen siendo muy fáciles de manipular. Además, algunos de ellos tienen varios tratamientos hechos, de modo que aunque no usemos funda protectora, son colchones que nos pueden durar mucho tiempo. Estos colchones son indicados para que el bebé se pueda desarrollar correctamente y crecer sin problemas ni dolores.

También hay la opción de usar una cuna de aquellas que se convierten en cama para que los papás no deban estar cambiando de habitación. Esta es una buena opción si evitamos usar los diferentes colchones para niños que hay en el mercado. Estos son colchones que prestan más resistencia por el peso de un niño, el cual no tiene un bebé, por lo que pueden ser causantes de dolores en los más pequeños de la familia así como también pueden hacer que estos no descansen correctamente. 

Hay diferentes colchones y de varios materiales para la cuna de los más pequeños, por lo que antes de comprarlos, mira bien cuáles son los más adecuados para el sueño y la salud de tu bebé.